Publicado el: 18 de may, 2017

BÁSQUETBOL VARONES LDES BIOBÍO: USS DOMINA EN CASA ANTE UNA UST QUE “DIO LA PELEA” EN LA 7A FECHA DEL TORNEO

Por Lily Sembler - Prensa LDES Biobio.

El intenso frío otoñal penquista no fue impedimento para que varios valientes llegaran hasta el gimnasio de la Universidad San Sebastián (USS) a disfrutar del básquetbol universitario. Esta vez los dueños de casa se midieron con sus pares de la Universidad Santo Tomás (UST), quienes causaron más de un dolor de cabeza a sus adversarios por sus sorpresivas jugadas.

El duelo se inició con una anécdota: un travieso can, que ingresó sigilosamente al gimnasio, descendió desde las gradas hasta la cancha, obligando a los árbitros a pausar el encuentro hasta que el simpático personaje dejara de “opacar” a los jugadores. Luego de este “accidente”, el partido siguió su curso con rápidos y alternados ataques de ambos equipos.

Los contragolpes aumentan en cantidad, y aunque los visitantes sorprenden con varias jugadas de laboratorio, los errores de puntería les hace desperdiciar pases, lanzamientos y bandejas. USS es más certero y lentamente comienzan a alejarse en el marcador. Pero UST no se rinde y, con una llamativa apuesta de pases largos a solitarios jugadores ubicados bajo el aro rival, descoloca a la defensa sebastiana, anotando en varias ocasiones. Sin embargo, los locales logran adivinar algunos lanzamientos y cortan las aspiraciones de los tomasinos, quedándose con el primer tiempo por 26 a 14.

En el segundo cuarto, la USS parte “robando” balones; UST no se achica y se hace respetar con varios triples. El ritmo del partido comienza a nivelarse y ambos quintetos aumentan la velocidad; los tomasinos siguen gustando con sus lanzamientos a distancia, acortando la diferencia en el marcador a escasos 8 puntos.  La USS, por su parte, es eficaz en tiros libres y bandejas, y resiste el acometido visitante con una fuerte marca; la presión sirve, porque en los últimos minutos, la puntería de UST vuelve a fallar y el nerviosismo hace que desperdicie la posibilidad de revertir el resultado parcial, que se queda en el 44 a 31 al finalizar el segundo cuarto de juego.

Tras la pausa, los sebastianos no quieren riesgos, y a través de varias jugadas y un notable trabajo colectivo, la diferencia aumenta considerablemente; los visitantes se desesperan y “caen” en la estrategia rival, cometiendo una serie de faltas, y aunque a ratos recuperan la confianza, la ansiedad les hace desperdiciar bandejas y regalarle los rebotes a los locales, que lucen más aliviados tras el resultado parcial de 68 a 43.

En los primeros minutos del último período de juego, el nivel del partido vuelve a emparejarse; UST intercepta balones y una vez más apuesta por los pases largos. Pero USS llega más veces al aro y encesta con elegancia. El cansancio se deja sentir en ambos sextetos, mas ninguno quiere aflojar y dan lo mejor de sí, hasta que el pitazo final reafirma la victoria de la Universidad San Sebastián con un 80 a 55 definitivo.

Un duelo que gustó a “casi” todos…, con excepción del can “expulsado” en los primeros minutos, que no pudo seguir “alentando” al equipo de sus amores.